Una fachada vibrante en un colegio para niños con necesidades especiales

Una fachada vibrante en un colegio para niños con necesidades especiales

CASO PRÁCTICO

Atractiva y con poco mantenimiento. Estos eran los requisitos para la fachada de una construcción anexa a un colegio para niños con necesidades especiales ubicado en Pfarrkirchen, Alemania. La solución fue una fachada ventilada con placas Rockpanel Colours. Los tres tonos de verde distintos y el diseño irregular con uniones oblicuas crean un revestimiento variado e impactante.

Al estar orientado a niños con necesidades educativas especiales, el colegio Betty-Greif es un elemento importante en el sistema educativo del distrito rural de Rottal-Inn. El centro imparte clase a varios grupos preparatorios de diez niños cada uno y a alumnos de nueve cursos diferentes, para lo cual contaba con diez aulas y un aula adicional con horario continuado. Como resultado, el edificio construido en la década de 1980 había alcanzado el límite de su capacidad con un total de 150 alumnos. Con un presupuesto global de casi cinco millones de euros, había que ampliar el colegio con una construcción anexa de 450 m² y renovar las instalaciones existentes.

Reformas en horario escolar

El proyecto presentado por COPLAN AG, una empresa de ingeniería independiente afincada en Eggenfelden que posee amplia experiencia en la construcción de colegios, en particular en período lectivo, se eligió mediante un procedimiento de licitación europeo. El proyecto incluía una ampliación mediante una nueva construcción de cubierta plana consistente en dos alas. El ala oeste se conectó al edificio existente, mientras que el ala norte añadió una planta sustentada por pilares y construida sobre una pendiente. También se amplió el patio de la escuela y se añadió una marquesina para proteger de la intemperie. El diseño, por tanto, creó las condiciones ideales para ofrecer a los niños una atención individualizada y al mismo tiempo aseguró una conexión óptima con el edificio existente.

Placas de fachada Rockpanel: la solución perfecta

La decisión de utilizar placas Rockpanel fue el resultado de un exhaustivo proceso de selección. Se barajaron varias posibilidades para las fachadas. El diseño original de los arquitectos incluía un revestimiento con paneles de madera. Como al contratista le preocupaba que esa opción conllevara un elevado coste de mantenimiento a largo plazo, hubo que buscar otras soluciones. Además, el contratista consideraba importante que la fachada tuviera un diseño alegre, del gusto de los niños. La elección recayó en las placas Rockpanel por su gran variedad de colores, fácil manipulación y sostenibilidad. "Era justo lo que estábamos buscando para las fachadas del colegio Betty-Greif", señaló Torsten Mehlsteibl, técnico responsable de planificación y dirección de obras en COPLAN AG. En cuanto a la protección contra incendios, los proyectistas también iban sobre seguro: las placas Rockpanel estándar cumplen los requisitos de la clase europea de reacción al fuego B-s2, d0 (según EN 13501-1). Además, en comparación con otros materiales de revestimiento para fachadas, son una alternativa especialmente respetuosa con el medio ambiente. El Instituto BRE Global, perteneciente al centro de investigaciones y certificación Building Research Establishment (BRE), reconocido en todo el mundo por sus evaluaciones independientes, confirmó las cualidades medioambientales de las placas de fachada Rockpanel, otorgándoles la calificación A+/A.

La extensa gama de colores fue decisiva

Dietmar Wöhler, arquitecto de COPLAN AG, quedó fascinado por la amplia gama de colores y formas que ofrecen las placas de fachada Rockpanel. Tras valorarse numerosas opciones, finalmente la elección recayó en la línea Rockpanel Colours, que ofrece una gama cromática casi ilimitada. Hay cincuenta colores estándar que pueden suministrarse directamente del almacén. A partir de una cantidad mínima de 100 m², el fabricante puede producir prácticamente cualquier color RAL/NCS que se le solicite. "Al ver la extensa gama de Rockpanel Colours, abandonamos la idea de una fachada de madera en favor de un diseño libre", declara el arquitecto Dietmar Wöhler.

El resultado fue una fachada con tres tonos de verde distintos, todos ellos colores especiales en calidad 8 mm Durable. Al aplicarlos de forma irregular, se consiguió una fachada de aspecto dispar e impactante. Las uniones oblicuas acentúan este efecto y evitan una disposición austera y monótona de las placas. "Dado que las placas de fachada Rockpanel están disponibles en casi todos los colores RAL y resulta muy sencillo trabajar con ellas, las fachadas pudieron instalarse exactamente como habíamos planeado", señaló el arquitecto con entusiasmo.

Una capa más para un extra de protección

Como el contratista del edificio deseaba una fachada con poco mantenimiento, se aplicó a las placas un acabado protector adicional. Esta capa transparente denominada ProtectPlus es hidrófuga y mejora la capacidad de autolimpieza de las placas. De este modo, la suciedad no permanece adherida a la superficie, sino que es arrastrada por la lluvia o el agua. Las placas se mantienen limpias e incluso los grafitis, frecuentes en los colegios, pueden eliminarse fácilmente con un detergente especial.

La ampliación supuso una clara mejora para el colegio Betty-Greif. "Los colores de la fachada se mantienen muy vivos", comenta Fritz Preisinger, director del colegio Betty-Greif, en relación con la implementación del proyecto. Y añade: "Incluso cuando llueve y no hace sol, el verde sigue resplandeciente". La reforma general del antiguo edificio del colegio Betty-Greif está prevista para la primavera de 2018.

Back